Autismo

Lo podemos definir como una gama de características derivadas de una condición del sistema nervioso central, con gran diversificación en el grado de intensidad. En la actualidad el Trastorno del Espectro Autista (TEA), se incluye dentro de los trastornos del desarrollo a nivel neurológico. Es una forma diferente de cognición, cuyos criterios diagnósticos se ajustan a los dictados por el manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales (DSM- v).
Algunos autores lo definen más como una condición que como un trastorno, que se explica por una forma diferente de cognición, (Peeters, 2008; de Clerq, 2012). Es decir la forma en que procesan la información es diferente.

De acuerdo al manual DSM-v (2014), los síntomas comienzan a expresarse en la infancia temprana, aunque también pueden no manifestarse completamente hasta que la demanda social del entorno ponga en evidencia sus necesidades, como por ejemplo, al ingresar al sistema escolar; incluso las personas con tea pudiesen camuflar sus necesidades por estrategias aprendidas en fases posteriores de la vida (American Psychiatric Association, 2014).

No es una enfermedad, corresponde a un amplio espectro donde cada persona que presenta esta condición es diferente a la otra “Cuando conoces a una persona con Autismo, conoces solo a una persona con Autismo”

Discapacidad o capacidades diversas: “la discapacidad es un concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas  y las barreras debidas del entorno que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones que las demás”. Convención de la ONU (2006).

 

¿Qué es el Autismo?

El autismo no es una enfermedad. Las personas con autismo tratan las informaciones de manera diferente, piensan diferente.
En estos momentos se habla del espectro del autismo, en el que puede haber gente con una deficiencia mental severa y también personas, en el extremo opuesto, que tienen una inteligencia muy elevada.

Para saber qué es el autismo hay que hablar, sobre todo, de la tríada, porque existen tres factores que encontramos en todas las personas con autismo: las dificultades para la comprensión social, los problemas relativos a la comunicación y el lenguaje y el hecho de que esas personas tienen una imaginación diferente.

Hay personas con Autismo que tienen una inteligencia muy elevada, pero diferente a la nuestra, así como otras con discapacidad intelectual asociada.

¿Qué sucede cuando la persona se ve enfrentada a una sociedad que no comprende el Autismo?

Cuando se vive en una sociedad que no se adapta al autismo ni lo comprende pueden sufrir de depresión o de otras enfermedades por la sociedad en la que viven. Esas son las consecuencias.

El origen o causa del Autismo

En ningún caso se puede decir que la causa del autismo sea el ambiente en que vivimos. El autismo tiene un origen biológico, orgánico, y que también hay una gran influencia genética y hereditaria.

¿Cómo tratar el Autismo?

Si uno comprende el autismo, si uno tiene formación en eso, se pueden hacer muchísimas cosas para ayudar a las personas con autismo. Por ejemplo, se puede desarrollar un sistema de comunicación no verbal para los que tienen un nivel muy bajo de inteligencia en ese espectro.

Hay que adaptar el entorno para que las personas con autismo entiendan mejor lo que pasa y los Estados deben poder desarrollar proyectos educativos individualizados para ellas.

La calidad de vida de una persona con autismo depende más del nivel de comprensión de la sociedad sobre su condición que de los esfuerzos que haga para ser como nosotros.

Ideas extraídas desde una entrevista realizada a Theo Peeters, experto Belga en Autismo.

El trabajo

Con un tratamiento individualizado, educación y apoyo, los niños y adultos con Autismo pueden mejorar y desarrollar habilidades que les permitan vivir y participar en su comunidad.

Los estudios demuestran que las personas con Autismo responden bien a un sistema sumamente estructurado, el programa de formación especializada adaptada a sus necesidades, y que la intervención temprana proporciona los resultados más positivos. Los tratamientos que pueden ayudar incluyen, pero no se limitan a: la medicina, la alimentación y el habla, sensoriales y de terapia ocupacional.

Testimonio de un adulto con autismo

“Esa confusión es el resultado de que no soy capaz de comprender el mundo que me rodea, y es ella la que creo que me hace tener miedo. Ese miedo que provoca la necesidad de apartarme. Cualquier cosa que ayuda a reducir la confusión (y algunas personas pueden ser verdaderamente útiles en este punto) tiene la virtud de reducir el temor y, en última instancia, de reducir el aislamiento y la desesperación, y de hacer que la vida sea un lugar un poco más soportable. Si las demás personas pudieran experimentar durante unos minutos lo que se siente al tener autismo podrían saber como ayudar” Therese Joliffe y cols; 1992.

Las personas con autismo son pensadores visuales, pues, las personas que piensan visualmente requieren de apoyos visuales.

Respuesta eductiva

Los espacios del aula deben estar claramente señalizados por medio de pistas visuales y rincones de trabajo bien definidos, que me indique la tarea que debo realizar, cuando inicio y termino una actividad. Por otro lado, es necesario un horario de la semana, del día ,actividades a realizar durante la jornada. El tipo de apoyo visual lo indicará el nivel de abstracción del niño, ya que puede que se requiera de material concreto, fotografía o pictograma. Esto lo ayudará a organisarse y anticipar lo que vendrá y esperan de él en ese momento. Junto con esto ajustarse a los cambios. En cuanto al material, éste debe ser capaz de entregar información referente a: cuando inicio, como lo hago y cuando he terminado ( un material que hable por si solo). Es muy importante evitar la frustración y potenciar el aprendizaje sin error

¿Cuándo se retiran los horarios? a caso a una persona con discapacidad motora le quitamos las rampas o su silla de ruedas para que se desplace. Las personas de desarrollo típico debemos agendarnos para recordar lo que debemos hacer , ¿acaso nuestra sociedad no esta repleta de claves visuales, semáforos, reglas que nos permite comprender lo que se espera de nosotros?. Los chicos que requieren de anteojos para la lectura, ¿se los quitamos según el contexto?.

A medida que la persona con Autismo va adquiriendo mayor autonomía los apoyos y los entornos se van flexibilizando (considerando que nuestra planificación esta centrada en la persona).

Brindando los apoyos adecuados logramos:

  • Reducir problemas de conducta
  • Priorizar canal visual
  • Favorecer la independencia
  • Ayudar a entender situaciones

 

El punto de partida para un buen enfoque psicoeducativo es un conocimiento profundo sobre el  autismo