Blog

Escuela

¿Las distintas modalidades educativas y las propuestas de intervención son lo suficientemente inclusivas y atentas a la diversidad?

Las personas con Trastorno del Espectro Autista pueden presentar gran dificultad para transferir, por lo tanto, supone un gran desafío para toda la comunidad el diseñar propuestas en contextos naturales, en donde además la familia sea parte importante en la toma de decisiones y en el diseño del programa de intervención.

Así mismo, cuando pensamos en una escuela para todos, ¿nuestra modalidad educativa está atenta a este perfil cognitivo diferente? ¿Diseña propuestas de manera que el estudiante pueda transferir los contenidos curriculares a los eventos de la vida diaria?

Por otro lado, la escuela especial, ¿verdaderamente está acogiendo o segregando? “hemos encontrado reparos para incluirlos en algunas escuelas especiales -de gestión privada- y propuestas de reducción horaria también en escuelas especiales públicas. Esta es una situación que puede resultar paradójica. Porque pondría de relieve formas de exclusión en un dispositivo supuestamente creado para incluir a los excluidos de la educación común” Valdez (s.f)

Por lo tanto, se debiera diseñar no solo una escuela inclusiva o una educación inclusiva, sino que verdaderamente diferenciada y respetuosa de las necesidades individuales de la persona con TEA, ante esto, “cobra fundamental importancia la evaluación de las necesidades educativas de los alumnos, y la calidad y cantidad de apoyos necesarios con el objetivo de reducir las barreras al aprendizaje y la participación” Valdez (s.f):

Organizar el apoyo para atender a la diversidad

La evaluación de las necesidades educativas especiales y los apoyos se utilizan para reducir las barreras al aprendizaje y la participación de todo el alumnado.

Fuente: Indice de Inclusión.

  1.  ¿Las prácticas de evaluación y el apoyo pedagógico están integrados dentro de la política general de la escuela sobre la inclusión?
  2. ¿Las prácticas de evaluación están dirigidas a proporcionarlas ayudas y apoyos necesarios en vez de a categorizar al alumnado?
  3. ¿Los apoyos para responder a la diversidad son considerados como una alternativa a los usuales apoyos individuales que se ponen en marcha después de evaluar y categorizar a un alumno con “necesidades educativas especiales”?
  4. ¿Los servicios de apoyo externos contribuyen a la planificación y desarrollo de una enseñanza inclusiva orientada a eliminar las barreras al aprendizaje y la participación?
  5. ¿Los profesionales de la escuela explicitan y acuerdan con los servicios de apoyo externo un marco claro de cómo deberían apoyar el aprendizaje dentro del centro educativo?
  6. ¿Entienden los servicios de apoyo externo su rol de fomentar y apoyar el aprendizaje y la participación de todos los estudiantes y no solo de algunos alumnos en particular?
  7. ¿Las adaptaciones curriculares individualizadas se centran en proveer el acceso y apoyar la participación dentro del currículo común?
  8. ¿Las adaptaciones curriculares individualizadas sirven para mejorar las estrategias de enseñanza y aprendizaje para todos los alumnos?
  9. ¿Los informes de evaluación sobre las “necesidades educativas especiales” se centran en los “puntos fuertes” de los estudiantes y en sus posibilidades de desarrollo, en vez de poner el énfasis en identificar las deficiencias de aquellos?
  10. ¿Los informes de evaluación sobre los “alumnos con necesidades educativas especiales” especifican los cambios que han de producirse en las estrategias de enseñanza y aprendizaje requeridas para maximizar la participación de aquellos en el currículo ordinario y para favorecer la relación con otros estudiantes?
  11. ¿Los informes de evaluación de los alumnos con “necesidades educativas especiales” especifican el apoyo necesario para maximizar su participación en el currículo común y en la comunidad?

Finalmente, una escuela inclusiva ya sea especial u ordinaria debiera trabajar para que cada uno de sus protagonistas colabore en una realidad educativa para todos/as y con todos/as, atenta al perfil cognitivo de la persona con TEA y respetuosa de su necesidad de apoyo, así como transformarse en una comunidad capaz de acoger y no segregar con el fin de ofrecer una educación de calidad.

Referencia:
Valdez (s.f) Escuela para todos. En Valdez – Consideraciones finales, una escuela para todos.
Tomado el 25 de Agosto de 2016.


Escuela

Calidad de vida y escolaridad

Entre los indicadores importantes de lo que se define como «calidad de vida» se encuentran el Bienestar emocional y las Relaciones personales. El bienestar emocional involucra aspectos como los sentimientos, la satisfacción tanto a nivel personal y vital, el auto concepto de sí mismo, la ausencia de estrés, la motivación, el humor, el comportamiento, la ansiedad y la depresión. En el ámbito de las Relaciones Personales se considera la interacción y el mantenimiento de relaciones de cercanía (actividades, amigos, buena relación con la familia), además el hecho de sentirse querido por las personas importantes a partir de contactos sociales positivos y gratificantes (Ministerio de Sanidad, Política social e Igualdad, 2011).

Uno de los factores que vivencian los padres y madres a diario y que influyen directamente en el bienestar emocional y social de ellos mismos y de sus hijos, son las demandas que exige el sistema escolar, que lamentablemente exceden mucho más de lo que una familia puede entregar, esto debido a que en la actualidad en la mayoría de los hogares ambos padres deben dedicar bastante tiempo en el ámbito laboral, dejando el tiempo que les resta, que generalmente no es mucho, para compartir con sus familias. Estas demandas del sistema educativo (tareas, trabajos, estudio) no siempre contribuyen al aprendizaje de los niños, que la mayoría de las veces realizan sus deberes de forma agobiada y sin entusiasmo, generando estrés en los niños y en sus cuidadores.

Tener tiempo de recreación no es algo menor, ya que influye en la consecución de vínculos afectivos, que permiten desarrollar confianza en los niños y generar relaciones estables, lo que a su vez también influye en el desarrollo de la autoestima, la cual supone la apreciación del niño sobre sí mismo, derivada de sus experiencias personales. Las personas necesitan sentirse auto-determinadas, ejercer la capacidad de escoger y tener experiencias personalmente significativas, esto incrementa la competencia personal y relación social. Además, el tiempo libre y la recreación se relacionan con la salud psicológica y el bienestar, la recreación es el contexto en el cual se ejerce la libertad de elección, la creatividad e imaginación, además brinda la oportunidad de compartir con los demás, evitando el aislamiento. Mediante las actividades recreativas se pueden desarrollar nuevos intereses y habilidades, mejorando el estado físico y mental, que colabora a fomentar la conducta social adaptativa (Navarro, 2011).

Es alarmante que el sistema educativo no contemple tiempos de recreación en los niños y sus familias, esto entorpece el aprendizaje significativo en base a la experiencia y coarta la formación de vínculos afectivos con la familia y su entorno social. Las tareas, al ser entregadas de forma desproporcionada, sin una coordinación entre profesores o educadores y sin considerar la habilidad o nivel del estudiante, en vez de ser un sistema que refuerce los conocimientos se convierte en un factor de estrés, lo que influye en desmedro del bienestar emocional de los niños y sus cuidadores.

Considerando lo anterior se puede concluir que en el sistema escolar actual, constituido por una extenuante jornada escolar completa, con muchas horas semanales destinadas a realizar deberes en el ámbito educativo, la delegación de tareas para el hogar a los niños se transforma en una sobrecarga que genera estrés y en una desmotivación por aprender nuevos conocimientos.

Referencias Bibliográficas

Navarro, V. (2011). La importancia del tiempo libre y la recreación para la inclusión y mejora de la calidad de vida de niños judicializados. (tesina de pregrado), Universidad Nacional del Comahue, Buenos Aires, Argentina.

Ministerio de Sanidad, política social e igualdad. (2011). Modelo de calidad de vida aplicado a la atención residencial de personas con necesidades complejas de apoyo. Ginebra, España: Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO)